polideportivos

Otro sitio más de WordPress.com

LeBron vs. LeBron

with one comment

Hace unos días, escribí que LeBron James había aprendido a jugar en equipo, a defender tanto como a atacar. Eso es cierto. Pero hay algo que le está faltando en la serie más importante de su vida: corazón. Nadie duda de su talento, ya casi legendario. Solo le falta demostrar que su habilidad innata funciona en los momentos finales, cuando las papas queman. Hasta ahora, está en debe.

(Fotos: Sports.Yahoo.com)

James ha estado desapareciendo en el tramo final. Se escuda en su trabajo defensivo, pero él es el llamado a cerrar los partidos. Ya Dwayne Wade y Chris Bosh han demostrado que no pueden solos ante unos Mavericks sólidos.

Estos no son los frágiles Cleveland Cavaliers de 2007, en los que James era el único que avanzaba. Estos Heat han sido formados para él, por eso es la serie más importante de su vida. No tiene más excusas si falla. Y es hora de que se haga cargo.

El domingo en Miami puede comenzar un tramo final épico para ganar su primer título. O no. Depende solo de él. Eso sí, ya va quedando claro que no se puede ser un rey sin corona.

Anuncios

Written by César Torres Aguirre

10 junio, 2011 a 14:34

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] James perdió el domingo la segunda final de su carrera. Después de dos juegos de andar desaparecido, el ‘Rey’ intentó salvarlo todo, pero no alcanzó y volvió a irse a su mansión -esta […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: